Residentes de las Tinieblas

Foro de Vampiros, Cazadores y Angeles
 
ÍndiceFAQBuscarRegistrarseMiembrosGrupos de UsuariosConectarse

Comparte | 
 

 Kamui Alexiel D´Lacrous

Ir abajo 
AutorMensaje
Kamui Alexiel D´Lacrous
Admin
avatar

Cantidad de envíos : 106
Edad : 27
Localización : En tus pesadillas
Fecha de inscripción : 21/02/2008

MensajeTema: Kamui Alexiel D´Lacrous   Miér Feb 27, 2008 9:22 pm

*** Kamui Alexiel D´Lacrous ***
*** Líder Clan Ventrue***


Historia : Su vida se remonta a la Francia clásica, en pleno apogeo de la Revolución Francesa, a fines de la caída de la nobleza de ese país (año 1798). Su padre era un poderoso noble, ferviente seguidor de la Corona Francesa mientras que su madre era una japonesa de noble cuna de la cual se enamoró en uno de sus viajes por el mundo y posteriormente se la llevo a vivir consigo a Francia.
Como a todos los nobles, su familia estaba siendo perseguida para ser ejecutada por los furiosos pobladores de Versalles, quienes ya habían hecho la Toma de la Bastilla y estaban decididos a acabar con la dinastía de los Borbon, así como otras familias de clase aristócrata. Por ayuda de un noble austriaco, la familia emprende una huída hacia Alemania, siendo interceptados en su camino por seguidores de Maximilien Robespierre, capturados, encarcelados y posteriormente juzgados, cuyo veredicto fatal dictaminó que sus padres fuesen llevados a la guillotina mientras que sus otros familiares, entre ellos el pequeño Kamui, llevados al patíbulo, siendo allí acribillados por el ejército revolucionario. Mientras los cuerpos de sus familias yacían muertos a su lado, el cuerpo del pequeño Kamui, cuya vida escapaba lentamente por las heridas de bala, comenzó a estremecerse de un extraño frío, sin embargo, permaneció quieto, aguardando en silencio hasta que los asesinos se hubieran marchado, entre risas y olor a alcohol mientras con el paso de algunas horas, la noche se cernía sobre ellos.
Entre aquel dolor y el oscuro manto de una bóveda celeste sin Luna y casi sin estrellas que adornaran el firmamento, el niño observa la extraña figura de un hombre de delicada faz, casi femenina, sus cabellos eran rubios, vestido con una chaqueta larga, negra, estilo Luis XV , camisa blanca con vuelos y una cinta negra en el cuello, pantalones largos y negros y zapatos que aún en la noche relucían de lustre ... este hombre quizá llegó al lugar atraído por el olor a sangre y pólvora que flotaba en el ambiente, o quizá atraído por la curiosidad que ofrecía la tétrica escena de aquellos cuerpos sangrantes caídos y sumidos en el eterno sueño de la muerte ... o tal vez fue la penosa escena de aquel pequeño, negándose a sucumbir ante la muerte y luchando tenazmente por sobrevivir.
Apartando a unos cuantos cadáveres de su lado, el hombre se arrodilla a un costado del niño, sonriendo dulcemente, y es entonces cuando él observa sus penetrantes y profundos ojos azules y aquellos colmillos filosos y perlados a través de su sonrisa, quedando impactado por aquella visión, sin embargo, él acaricia su rostro con su mano fría y suave, apartando unos cuantos mechones de cabellos que caían húmedos de rocío sobre los ojos del chico, tranquilizándolo un poco. Él le habla, con una voz suave y profunda, embotando los sentidos del niño, quien queda como hipnotizado, prendado de esa voz :

- Pequeño ... mira lo que te han hecho, a tí, que solo eres un dulce ángel, no representabas amenaza alguna para ellos, sin embargo han decidido tratarte de este modo tan infame ... pese a todo, te niegas a sucumbir al eterno sueño y tus ojos me dicen que estás determinado a doblarle la mano al destino que han interpuesto sobre tu persona ... tu espíritu es fuerte y valiente, no mereces morir así. No un príncipe como tú.

Acto seguido, aquel hombre misterioso toma al pequeño, sentándolo sobre sus piernas y cubriéndolo con su regazo, mientras acaricia su rostro y cabellos besa sus labios con ternura y luego se queda mirándolo directamente a sus ojos. El desconocido continúa sonriéndole con esa ternura, aun a través de sus temibles colmillos y el niño solo cierra los ojos, sumido en el encanto de esa hipnotizante voz hasta que él, en apenas un susurro, comienza a pronunciar suavemente :

- No dejaré que la muerte te arrebate así como así, para siempre, en cambio, yo te daré una muerte digna y luego te traeré de regreso a una no vida, para toda la eternidad, a mi lado ... vivirás como uno de mis hijos, serás mi pequeño vástago.... no tengas miedo, niño , ya todo acabará en tu mundo mortal y no volverás a sufrir dolor alguno jamás. Tú eres alguien muy fuerte.

En ese preciso momento, aquel hombre acerca sus labios al cuello del niño, perforando la yugular con sus colmillos, los cuales clava como dos agujas, comenzando a beber del torrente sanguíneo, tomando la vida del niño gota a gota, traspasándole su virus en ese mortal abrazo, mientras el cuerpo del chico comienza a estremecerse, la temperatura de su cuerpo baja dramáticamente y su piel se vuelve extremadamente pálida, como la de un cadáver ... el dolor es tremendo, sin embargo lo soporta estoicamente, aguardando ... hasta que él se detiene por fin.
Los celestes orbes del niño, arrasados en lágrimas, se posan sobre él, aun escapando entre la comisura de sus labios un fino hilillo de sangre mientras le vuelve a sonreír, permanece tranquilo mientras observa como el misterioso desconocido hace un corte en la muñeca de su brazo diestro con una daga de oro y luego la lleva a los labios del pequeño, quien sin dilación comienza a beber de él sin extrañarse, sin preguntar nada, solo entregado a ese extraño ritual. Al cabo de unos minutos, el hombre retira su brazo de los labios del niño, comenzando en él una radical metamorfosis, entre los violentos espasmos de su cuerpo, el cual pareciera estar siendo calcinado por dentro, a la vez que sus heridas sangrantes detienen su flujo, regenerándose también la piel herida, pese a todo ello, el niño no llora, ni su voz emite sonido alguno, mientras que su cuerpo lentamente parece ir calmando sus temblores hasta detenerse por completo, quedando sumido en un profundo sueño.
Despuntaba ya casi el alba, cuando el desconocido lo carga en sus brazos, y levantándose del lugar, llevándoselo lejos, hasta su mansión, en donde lo recuesta sobre una mullida cama, y le prodiga sus cuidados, hasta que por fin el jovencito abre sus ojos, despertando hacia una nueva vida en donde la enfermedad, el dolor e incluso la muerte no tienen cabida.
Más tarde se enteraría que el nombre de aquel hombre sería Alexander Rozhiel D´Lacrous, quien le cría como a un hijo propio, cuidando muy de cerca su educación e iniciándolo como un digno vástago de los Ventrue en las artes de la espada, la dominación, la fortaleza y la presencia, preparádole directamente para ser su sucesor en el liderazgo del Clan, en estrictas disciplinas, normas de etiqueta y buenas costumbres, adentrándolo también a corta edad en el mundo de la política y los negocios hasta su trágica muerte, 200 años después, a manos de un Cazador quien incendia la mansión donde se reunían la mayor parte de los Ventrue, siendo Kamui el único sobreviviente a esa desgracia ese día, y heredando una cuantiosa fortuna de quien llegó a ser un padre para él ... el ser que más le amó durante su no-vida, quien estuvo enamorado secretamente del pequeño al que salvó un día de una muerte segura.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://sangre-de-vastago.foroespana.com
 
Kamui Alexiel D´Lacrous
Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Feliz Cumpleaños Kamui y terral

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Residentes de las Tinieblas :: Fics y Ficha Técnica de los Personajes :: Ficha Histórica de los Demonios (Vampiros)-
Cambiar a: